Proteger sistemas en el ámbito digital es clave si quieres ganar en seguridad y evitar problemas económicos y legales. Aquí te indicamos algunas formas de conseguirlo. 

Formas de proteger sistemas en un mundo digital

Los datos de la incidencia del cibercrimen son, pura y simplemente, devastadores: más del 51 % de las empresas españolas afirman que han tenido problemas por eso. Por lo tanto, tomar una serie de precauciones para proteger tus sistemas en un entorno digital es imprescindible. Es igual que seas diseñador, desarrollador o programador; toma nota:

1. Comprobar el origen del software que instalas

Lo primero que has de comprobar del software que instalas en tus dispositivos es que es confiable. Es decir, que es de una empresa prestigiosa o que está validado por los usuarios en internet. Por lo general, si las descargas se hacen mediante compra o en una app verificada como App Store o Google Play, no suele haber problema.

2. Actualizar el software cuando corresponda

Uno de los problemas recurrentes en los sistemas, sobre todo en las PYMES, está en las quiebras de seguridad del software de sistemas o de aplicaciones. Y esto suele suceder por vulnerabilidades que los amigos de lo ajeno detectan. Como medida preventiva, te recomendamos que instales las actualizaciones del software cuando te lo indique el sistema; no esperes a más adelante. 

3. Utilizar contraseñas distintas en cada aplicación

Nunca se debería utilizar la misma contraseña para acceder a una aplicación o sistema. ¿Por qué? Porque, ante la amenaza del robo de contraseñas, para suplantar la identidad o para extorsionar, lo ideal es minimizar los daños si se producen. En consecuencia, usa contraseñas diferentes en cada aplicación y, cuanto más complejas, mejor, porque reducirás los riesgos. 

4. Acceder a los sistemas solo en dispositivos seguros

El acceso a los sistemas se debe hacer solo en dispositivos seguros; esto es, que sean confiables y que cuenten con un antivirus actualizado. Decimos esto porque utilizar software malicioso es relativamente fácil y, si desconoces el dispositivo desde el que entras, puedes tener problemas. Vale la pena, pues, cortar ese riesgo cuanto antes. 

5. Cerciorarse de que el servidor es confiable, tanto en formato físico como en la nube

Usar un servidor confiable es importante, y esto sirve de forma indistinta si trabajas en formato físico o en la nube. Piensa que, si instalas tus sistemas en estas plataformas, debes asegurarte de que el servidor de datos tiene sus propios sistemas de seguridad, y que estos son potentes. 

6. Contar con un protocolo de detección de fallos y comunicación

Si hay algún fallo o tienes sospechas, has de activar un protocolo de detección y comunicación. Esto es más importante, aún, si trabajas en equipo, porque se trata de encontrar el origen del problema cuanto antes. Ten claro el protocolo y, así, no tendrás que dar vueltas. 

7. Incorporar un antivirus potente y confiable

La elección de un antivirus potente y confiable es clave para no tener problemas. En este sentido, podemos señalar los casos de Norton, BitDefender o McAfee. Asegúrate de que se actualizan de forma automática y que revisan tus dispositivos siempre que los enciendes. Esta es otra manera de proteger sistemas

Conocer qué tienes que hacer para proteger sistemas es fundamental y, con estas prácticas, será mucho más sencillo. ¿Necesitas formación especializada? En TrainingIT tenemos varios cursos bonificables para mejorar tus conocimientos en programación o desarrollo informático, así como en cuestiones de seguridad. ¡Contáctanos para saber cómo te podemos ayudar!