¿Qué diferencias existen entre SSD y HDD?

¿Qué diferencias existen entre SSD y HDD?

Los sistemas de almacenamiento y procesamiento de datos son muy interesantes. Existen varias diferencias entre SSD y HDD que te conviene conocer.

Las principales diferencias entre SSD y HDD, dos sistemas de almacenamiento de datos

Los sistemas de almacenamiento de datos son los SSD y HDD. Desde que se desarrollaron los primeros discos duros, la tecnología no ha cambiado en exceso, hasta que aparecieron los SSD. Hay que señalar que los SSD son una evolución que ocupa menos espacio y que tiene una serie de prestaciones interesantes.

La principal diferencia entre los SSD y los HDD es que los primeros carecen de partes móviles. Por ejemplo, un disco SSD, que apareció en 1995, es compacto y está conformado por chips de memoria Nand flash. En cambio, los sistemas HDD sí que cuenta con partes móviles que se pueden modificar. Los SSD han ganado mucho protagonismo, por ejemplo, en ordenadores portátiles.

Estas son las principales diferencias que has de tener en cuenta a la hora de utilizar o adquirir alguna de las unidades:

Capacidad de almacenamiento

La capacidad del almacenamiento de los HDD es, por lo general, superior a los SSD. Las unidades HDD pueden almacenar entre 1 y 10 Tb, por regla general, mientras que las SSD almacenan entre 256 GB y 4 Tb. Hay que señalar, no obstante, que en los últimos años las diferencias se han reducido.

Consumo

El consumo es otro de los factores que, también, hay que señalar. Lo más habitual es que el consumo energético sea menor en las SSD que en las HDD. Eso sí, puede haber diferencias según lo avanzada que sea la tecnología de cada unidad.

Ruido y vibraciones

Los ruidos y vibraciones también varían según el tipo de dispositivo. Por ejemplo, los HDD generan más ruido que los SSD porque cuentan con partes móviles, mientras que los otros dispositivos son compactos.

Coste

Los costes de cada dispositivo también son distintos. Las unidades de disco duro HDD son más baratas la mayoría de las veces que los SSD. En consecuencia, los discos duros HDD son recomendables si quieres ahorrar dinero y tienes más espacio.

Durabilidad

La durabilidad es uno de los aspectos en los que los discos SSD marcan la diferencia a favor. No en vano, los dispositivos SSD se pueden reescribir de forma ilimitada, mientras que las distintas partes del HDD se pueden dañar más fácilmente. Además, tienes que saber que los HDD son más propensos a padecer daños magnéticos y a desgastarse.

Tiempo para arrancar

El tiempo de arranque es otro de los factores en los que se puede marcar la diferencia. Los discos SDD son mucho más rápidos porque tardan 7 segundos de media, frente a los 16 de los HDD. Por lo tanto, las nuevas unidades tienen una mejor capacidad de respuesta.

Transferencia de datos

La transferencia de datos es un elemento central, porque los SSD son más rápidos (200 y 550 Mbps) que los HDD (50 Y 150 Mbps). Por lo tanto, este ha sido uno de los motivos por los que los SSD han ganado presencia.

Conclusión

Las diferencias SSD y HDD son varias, así que según el caso conviene valorar qué disco duro conviene. ¿Quieres mejorar tu formación en informática y hardware? En Training IT impartimos distintos cursos presenciales y online bonificables por FUNDAE. ¡Contáctanos para saber más!