La arquitectura de datos puede definirse como el conjunto de herramientas y productos que una compañía utiliza para la gestión de sus datos. Además, engloba los procesos de toma, transformación y envío de datos útiles a los miembros de la empresa. Otro factor importante es la identificación de los usuarios que van a manejar esos datos, así como sus requisitos únicos y personalizados. Una correcta arquitectura de datos debe definir los estándares de datos para el conjunto de sistemas como un modelo de las interacciones entre ellos. Así pues, esta debe describir las estructuras empleadas por la empresa, así como el software a emplear. La arquitectura de datos se refiere también tanto a los datos almacenados, como a los grupos de datos, elementos de datos y sus asignaciones. Se proporciona razonamientos para las operaciones del procesamiento que permite diseñar el flujo de datos y el control en el sistema. En definitiva, su objetivo es transformar las necesidades empresariales en requisitos de datos y su gestión eficiente.

Principales características de la arquitectura de datos

La construcción de las arquitecturas de datos se definen en base a unas determinadas características. Vamos a mencionar algunas de las más importantes y destacadas:

Seguridad

Debe ser capaz de reconocer amenazas para la seguridad de los datos que la forman. Debe ser capaz de garantizar el exacto cumplimiento de las normas y la legislación del RGPD. La seguridad debe estar integrada en la propia arquitectura de datos, garantizando su disponibilidad según las necesidades.

Automatización

La utilización de la nube y sus aplicaciones hace que los sistemas sean más sencillos de configurar y sobre todo más rápidos. Así pues, un usuario debe poder acceder a determinados datos gracias a esta característica. El arquitecto de datos será capaz de integrar rápidamente en la arquitectura nuevos datos que vayan surgiendo con la automatización.

Arquitectura de datos orientada al usuario

Actualmente, el acceso a los datos está muy optimizado y se ajustan a lo que el usuario demanda en cada momento. Atrás quedan los datos estáticos de acceso limitado sin obtener exactamente lo que se buscaba. La agrupación de los datos y la creación de soluciones por parte de los arquitectos es un hecho. Una correcta arquitectura es aquella que evoluciona continuamente para dar solución a las necesidades del cliente.

Colaboración

La colaboración entre las estructuras de datos que forman dan lugar a la eficacia de la arquitectura de datos. Se eliminan las barreras combinando los datos de las diversas fuentes que pueden existir ya sean internas o externas. Se trata de unificar en un solo repositorio las últimas versiones de datos para que estén perfectamente accesibles. No hay intercambio de datos entre unidades de negocio, sino que todas acceden al mismo activo compartido. Existen otras importantes características como la elasticidad y adaptabilidad, la sencillez o simplicidad. También hoy día juega un papel fundamental la utilización del aprendizaje automático y sobre todo la inteligencia artificial. Si estás interesado en profundizar en la arquitectura de datos, en TrainingIT impartimos cursos tanto online como presenciales de esta temática. Ofrecemos una interesante oferta para emprendedores y trabajadores de empresas. Además, si eres socio de una compañía puedes beneficiarte de las bonificaciones que se ofrecen a través de Fundae. Contacta con nuestros comerciales y te asesoraremos para que tu formación en tecnología te ayude en tu carrera.