5 cualidades de un desarrollador de software

5-cualidades-de-un-desarrollador-de-software

El desarrollador de software es un profesional clave en multitud de empresas para aportar valor. ¿Quieres saber cuáles son las cualidades que ha de reunir? ¡Sigue leyendo!

5 cualidades que ha de tener un desarrollador de software de éxito

Los desarrolladores de software se encargan de programar y preparar herramientas. Ni que decir tiene que, hoy en día, este trabajo tiene una gran demanda por la expansión de aplicaciones y el aumento del uso de internet en dispositivos móviles. Ahora bien, estos profesionales cualificados han de contar con una serie de habilidades, más allá de su formación básica. Los aspectos más importantes que conviene valorar son los siguientes:

Aprendizaje continuo

Un desarrollador tiene que formarse continuamente, puesto que el mundo del software cambia con frecuencia. Por ejemplo, este profesional ha de conocer las nuevas aplicaciones y programas de programación. Además, ha de tener información acerca de los sistemas operativos o hardware. En consecuencia, pocas profesiones existen donde sea tan importante el reciclaje de conocimientos.

Versatilidad ante cambios de escenario

La versatilidad es otro de los elementos que ha de tener un desarrollador. ¿Por qué? El motivo es que una herramienta de software puede necesitar cambios sobre la marcha, tanto por la demanda como, también, por la aparición de nuevas soluciones de hardware. Por lo tanto, esta es una de las condiciones sine qua non si se quiere hacer bien este trabajo.

Paciencia

Los desarrollos de software implican, en muchas ocasiones, paciencia, porque hay una parte intrínseca de ensayo y error. Y, además, aunque tengas claro lo que tienes que hacer y avances, los proyectos suelen requerir de varias semanas o meses para cristalizar. Esto hace que los profesionales del sector tengan que tener claro que sus proyectos son a medio y largo plazo. En caso contrario, es preferible que opten por otras fórmulas profesionales.

Realismo

Una premisa irrenunciable es el realismo porque el desarrollador, al fin y al cabo, tiene la obligación de solucionar problemas, no de crearlos. Esto obliga, por ejemplo, ha de tener una idea previa de qué necesidades quiere solucionar o problemas desea afrontar. Y, por supuesto, cualquier proyecto se ha de emprender teniendo en cuenta los medios intelectuales y tecnológicos disponibles en cada momento. De lo contrario, se perderá un tiempo precioso. Puedes tener una gran capacidad de crear, pero los medios tecnológicos son limitados.

Creatividad

La creatividad es otro de los puntos que hay que tener presentes, porque, muchas veces, se trata de dar soluciones ingeniosas a problemas ante las que no se tiene una respuesta. Esta es una situación recurrente cuando se quiere desarrollar una App, por ejemplo. Además, has de tener presente que no todas las problemáticas tienen el mismo tipo de respuesta. Finalmente, has de tener presente que una de las claves es la de no rendirse ante aparentes bloqueos.

Conclusión

El desarrollador de software es un profesional que ha de tener unas aptitudes, aunque la formación es imprescindible. ¿Quieres aprende desarrollo de software o asentar conocimientos con cursos bonificables por FUNDAE? En TrainingIT te ayudamos porque contamos con varios cursos adaptados a tus necesidades. ¡Contáctanos!